ESPACIOS DE PRIMER ANUNCIO

La comunidad cristiana es consciente de que su tarea fundamental es la evangelización, es decir, el anuncio de la alegría que nace de haber conocido y seguido a Jesús y su mensaje. Por ello, no puede conformarse con acompañar y alimentar la fe de los que ya han hecho una adhesión, al menos inicial, al evangelio, sino que siente con urgencia su deber de «salir» y comunicar a aquellos que se sienten alejados o lejanos de la comunidad cristiana lo que ella ha experimentado como alegría.
Sabedores de que en un mundo plural las ofertas han de ser también plurales y con la humildad y el coraje de quien realiza intentos, aunque no siempre los resultados alcancen las expectativas iniciales, también en el seno de nuestra parroquia hemos intentado poner en marcha iniciativas diversas. Nos limitamos en este espacio a mencionarlas brevemente.

1.-El apostolado familiar o apostolado domiciliario. 
Es una acción pastoral que lleva en la vida de la parroquia varias décadas. Constituye un espacio de encuentro entre la comunidad cristiana y cada uno de nuestros vecinos. Este trabajo, que incluye varias visitas domiciliarias durante todo el curso pastoral está encaminado a los siguientes objetivos:
-  informar de las acciones que la parroquia realiza.
- invitar a los distintos espacios que se organizan en la comunidad.
- acercar la lectura de la Palabra de Dios a los vecinos que lo deseen mediante el reparto del Evangelio Dominical de ese ciclo litúrgico y del Calendario de Pared de cada año, que contiene continuas referencias a dicha Palabra.
- acercar a nuestros vecinos los Programas de los tiempos fuertes (Navidad y Semana Santa).
- en bastantes casos constituye una posibilidad de detectar la presencia de enfermos que soliciten la visita de la Parroquia.

Para muchos de nuestros vecinos este es el único espacio de vinculación con la comunidad cristiana por lo que puede considerarse un sencillo espacio de «primer anuncio» de una iglesia «en salida».

2.-Itinerarios de confirmación de adultos. 
Es una oferta pastoral a la que hemos ido dando forma durante estos últimos años. Intenta ser una respuesta a aquellas personas que no concluyeron la Iniciación Cristiana con la celebración del sacramento de la Confirmación y, en la mayoría de los casos, abandonaron luego su práctica sacramental y su vinculación con la parroquia. A ellas se oferta este itinerario de «presentación básica de la fe» mediante la aproximación al símbolo de la fe apostólica. Con esta presentación fundamental del credo (acompañada por espacios de iniciación a la oración y de presentación de los elementos fundamentales de la vida cristiana) se intenta ayudar a quien desea recibir el sacramento de la Confirmación a hacer una opción consciente por el Evangelio y a realizar una adhesión inicial a lo que este pide de nuestras vidas.    
   
3.-Proyecto "Padre Nuestro". Iniciación litúrgica y catequética. 
Se trata de una iniciativa que ha nacido de la mano del trabajo catequético y litúrgico que se hace con los pequeños en la eucaristía dominical. Poco a poco ha aumentado el número de padres y madres que colaboran en la actividad. Para ellos se ha reservado un espacio mensual de reunión. Está encaminado a la consecución de diferentes objetivos: (1) Acercar a las familias a la Palabra de Dios (especialmente a la lectura y comprensión de los evangelios dominicales) y a algunos elementos fundamentales de la vida cristiana, de la mano del trabajo que se hace con los pequeños durante la eucaristía; (2) Preparar el trabajo que se realizará durante el mes siguiente con los niños y niñas. (2) Cualificar a los padres y madres que van a realizar esa tarea en destrezas pedagógicas. 
   Constituye un trabajo sencillo, lejanamente emparentado con la dinámica de la catequesis familiar pero que va dando sus frutos. Las reuniones son mensuales antes de la eucaristía del último domingo de mes. 
    
4.-«Cenas-encuentro» con los padres y madres de los niños de la catequesis parroquial.
Durante el curso pastoral 2015-2016 nació en la Parroquia una iniciativa encaminada a los padres y madres de los niños y niñas de la catequesis. Se trataba de ofrecer un espacio «más distendido» de encuentro a estas familias. Nacen, así, estas cenas encuentro en las que se combina la convivencia, la participación en una charla formativa y el clima mucho más relajado de una cena que permite preguntar y compartir con el ponente. Las charlas de este año han ido encaminadas a temáticas relacionadas con la educación de los hijos en diferentes facetas de su crecimiento personal y de su acompañamiento en la fe. Para algunas de esas familias este espacio constituye un primer paso de acercamiento a la comunidad cristiana en un ambiente «más informal» pero no por eso «menos fructífero».