PASTORAL DE LA SALUD

La tarea fundamental del grupo de pastoral de la salud es ofrecer un servicio a los enfermos y mayores de nuestra comunidad que, habitualmente, no pueden participar de la vida de la misma. Las visitas frecuentes durante todo el año son un instrumento de cercanía y acompañamiento que la parroquia ofrece a quienes por edad o por salud se ven obligados a permanecer en sus hogares. La misión del grupo no se reduce únicamente a esa acción. Algunos de sus miembros desempeñan la tarea de ministros extraordinarios de la comunión. Las acciones del grupo se completan con la celebración de un Día Parroquial del Enfermo

Puesto que esta tarea necesita cualificación, una parte insustituible de la vida del grupo de pastoral de la salud es la formación de sus miembros. Esta se organiza mensualmente (el primer viernes de mes) y se completa con la participación en espacios arciprestales y diocesanos de formación. 


Como una parte específica de este servicio, durante el curso 2017-2018, ha nacido un grupo de trabajo con los enfermos que se ha centrado en la visita a residencias de ancianos y enfermos de nuestra ciudad (Hospital de Dolores y Residencia del Pensionista). Es un modo de ampliar la atención de la parroquia también a quienes, por diferentes motivos, han tenido que abandonar sus domicilios familiares y han ingresado en estos centros. 

Si alguna persona conoce de algún enfermo o mayor que desee ser visitado y acompañado basta que se ponga en contacto con la parroquia.